Para la reflexión, la comprensión, la imaginacion. Para crecer personalmente, humanamente y espiritualmente.

Para todos aquellos que miren la vida desde otro punto de vista. Para todos aquellos que estén locos, y que saben que en el fondo merece la pena estarlo. - Juan Miguel Real-

viernes, 28 de agosto de 2009

Actualidad

En un lugar de mi memoria, de cuyo filósofo no recuerdo, brota a mi  una historia realista. Con ello no quiero decir que sea real, aunque...con un poco de fé podría serlo; sino que hoy en día, esa historia nos persige, camina a nuestras espaldas...y nunva mejor dicho. Ahora entendereis por que.

Cuenta la historia, que los hombres (hombres y mujeres, Soraya especifico para ti) se encontraban unidos por la espalda, de esta manera: Hombre y hombre; mujer y mujer; hombre y mujer. Estas parejas, se ayudaban mutuamente y se complementaban, pues lo que uno no tenía, lo tenía su pareja. Vivían tranquilamente, hasta que uno de ellos incumplió una norma: la de ayudarse los unos a los otros. Dios, en este caso llamado de otra forma, los castigó. Ellos llamaban a su dios por aquel entonces Zeus.
Por imcumplir esa norma Zeus, su dios, cogió uno de sus mejores rayos y lo mandó hacia la Tierra con tal fuerza que separó a todas las parejas. Nació el ser individual. Los hombres y hombres se separaron, y de igual forma las mujeres y mujeres y los hombres y mujeres.
Desde aquel día, los hombres y mujeres de la Tierra están destinados a encontrar su "media naranja" o "media manzana" como dicen en america...o media de las dos, a encontrar el ser humano que estaría con él o ella en tal caso que Zeus no les hubiera separados.



Ya veis, bonita historia para contar la sexualidad de una manera natural y mística. Heterosexuales, gays y lesbianas, unidos en un mundo de realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario